miércoles, 22 de agosto de 2012


Siento como si no perteneciera a este mundo, como si fuera solo un átomo que viaja el vaivén del viento y que lo transporta lugares desconocidos y no por mucho tiempo.

Estoy sentado en este banco solitario y silencioso apartado del mundo, todo lo que veo lo veo desde una distancia infinita como si no me importara como si nada me perteneciera.


En lo mas profundo de mi ser,  se mezcla soledad y abandono que se agarra a mis sentrañas y que yo no puedo arrancar y desprender de mi cuerpo...

2 comentarios:

javier muñoz dijo...

Enhora buena,por fin te has decidido te deseo lo mejor en tu nueva aventura´







javi dijo...

Gracias javi.
Un brazo