miércoles, 19 de noviembre de 2008

APRENDER A APRENDER

Esto es un texto que leí en no se donde y lo quiero compartir con vosotros .

Aprender a aprender Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano o encadenar un alma, y uno aprende que el amor no significa recostarse, y que una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender. Que los besos no son contratos, y los regalos no son promesas y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos. Uno aprende a construir todo su camino en el hoy porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes, y los futuros tienen una forma de caerse a la mitad. Después de un tiempo uno aprende que "sí" es demasiado, y hasta el calorcito del sol quema. así que uno planta su propio jardín, y decora su propia alma, en lugar de esperar que alguien le traiga flores. Y uno aprende que realmente puede aguantar que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende... y con cada adiós... uno aprende.

5 comentarios:

mari dijo...

Segun que cosas duele aprenderlas,pero la vida te fuerza a ellas y no te queda otra que aprender .Pero los errores son un exito si eprendemos de ellos.

Javi lo haces muy bien.
Un abrazo...

javi dijo...

Si, tienes razón duele aprender pero estarás conmigo que es lo que te da fuerza para que sigas mejorando en tu dia a dia y seamos capaz de enfretarno a los pequeños tropiezos que damos en nuestra vida
gracias Mari.

mari dijo...

Javi,hace dias que no te leo por el blog de Lola o de Salmorelli,
espero que no te estes perdiendo ninguna de las movidas como la del ENCUENTRO o la de SUEÑOS por que se esta liando una de infarto!!!!!
la cosa se va calentando jijiji...

Un abrazo.

annasunn dijo...

Aprender es lo importante,aunque uno caiga mil veces,la próxima vez lo hara mejor.Nunca dejamos de ser niños es ese aspecto.
Estoy encantada de haber conocido tu blog,veo que eres una persona muy sensible y lo sabes transmitir.Felicidades.

suggar dijo...

aprender a aprender y lo que nos queda todavía por aprender. Escribes muy lindo javi